miércoles, 3 de agosto de 2011

Parestesias

ORIGEN: http://fibrodiario.blogspot.com/2011/07/parestesia.html




Sensaciones cutáneas subjetivas (ejemplo, frío, calor, hormigueo, presión, etc.) que se experimentan espontáneamente en ausencia de estímulo. La sensación desagradable que surge del entumecimiento, las punzadas, el quemazón, el sentimiento de las hormiguitas. Más a menudo es condicionado por los factores orgánico, por las intoxicaciones, pero puede llevar y el carácter funcional, psicogenico. Sensación o conjunto de sensaciones anormales y especialmente el hormigueo,adormecimiento o calor que se experimenta en la piel producto de algunas enfermedades del sistema nervioso o circulatorio.

La parestesia se define como la sensación anormal de los sentidos o de la sensibilidad general que se traduce por una sensación de hormigueo, adormecimiento, acorchamiento, etc., producido por una patología en cualquier sector de las estructuras del sistema nervioso central o periférico.

El entumecimiento y hormigueo son sensaciones anormales que se pueden producir en cualquier parte del cuerpo, pero son más usuales en las manos, pies, brazos y piernas.

Este fenómeno puede recibir otros nombres, como: pérdida de sensibilidad, pérdida de las sensaciones, sensación de hormigueo y entumecimiento, adormecimiento o ardor, o pérdida de la sensibilidad superficial y profunda.

En algún momento, casi todos hemos experimentado parestesias transitorias, es decir, la sensación de hormigueo, como cuando hemos permanecido sentados mucho tiempo con las piernas cruzadas, o nos hemos quedado dormidos con un brazo doblado debajo de la cabeza. La parestesia sucede cuando se ejerce presión sostenida sobre un nervio y la sensación se desvanece rápidamente una vez que se alivia la presión.

La parestesia crónica suele ser un síntoma de una enfermedad neurológica subyacente o un daño traumático de un nervio. La parestesia puede ser causada por trastornos que afectan el sistema nervioso central, como el accidente cerebrovascular (ACV) y los ataques isquémicos transitorios (los mini-ACV), la esclerosis múltiple, la mielitis transversa o la encefalitis. Un tumor o lesión vascular que ocupa espacio y presiona el cerebro o la médula espinal también puede causar parestesia. Los síndromes de atrapamiento de nervios, como el síndrome del túnel carpiano, pueden dañar los nervios periféricos y causar parestesia acompañada de dolor. La evaluación diagnóstica se basa en la determinación del problema subyacente que cause las sensaciones parestésicas. La historia clínica, el examen físico y los exámenes de laboratorio son esenciales para el diagnóstico. Los médicos pueden solicitar pruebas adicionales dependiendo de la causa sospechada de la parestesia.

Tipos de Parestesia

Parestesia de Berger: parestesia de piel, trastorno que afecta principalmente a personas jóvenes, caracterizado por hormigueo, escozor o debilidad y pérdida de sensibilidad en las piernas, sin signos de enfermedad orgánica.
Sinagesia o parestesia de Jacques-Laurent: mioclonía de los músculos propios de la lengua (geniogloso, estilogloso y palatogloso) asociada a neuropatías leves relacionadas con algunos antiinflamatorios no esteroideos, disfunción de la articulación temporomandibular, enfermedades en las que se observa disfunción cognitiva y episodios psicológicamente traumáticos.
Parestesia de Bernhardt: también llamada meralgia parestésica o síndrome de Roth-Bernhardt. Es una afección caracterizada por trastornos sensitivos en la región innervada por elnervio femorocutáneo, consecutiva a una enfermedad infecciosa, intoxicación por alcohol, diabetes y traumatismos.

Causas

El entumecimiento y el hormigueo tienen muchas causas posibles, entre las que se encuentran:
Fibromialgia.
Permanecer en la misma posición sentado o parado por un tiempo prolongado.
Ataque de pánico.
Lesión del nervio particular que alimenta la parte del cuerpo en donde se experimenta dicha sensación (si una persona tiene, por ejemplo, una lesión en el cuello, puede experimentar la sensación en cualquier sitio a lo largo del brazo o la mano. De modo similar, una lesión en la parte baja de la espalda puede causar ciática: una sensación de entumecimiento u hormigueo en la parte posterior inferior de la pierna).
Falta de irrigación sanguínea en el área. Por ejemplo, la acumulación de placa a causa de aterosclerosis en las piernas puede causar dolor, entumecimiento y hormigueo al caminar (se denomina claudicación).
Presión sobre los nervios espinales, como la que causa un disco herniado.
El síndrome del túnel carpiano puede causar entumecimiento u hormigueo en las muñecas, dedos, manos o antebrazos.
Ciertas enfermedades, incluyendo diabetes, hipotiroidismo (bajo nivel de actividad de la glándula tiroides), esclerosis múltiple, esclerosis lateral amiotrófica, convulsiones o dolores de cabeza de tipo migraña.
Cambios en los electrolitos, como niveles anormales de calcio, potasio o sodio en el cuerpo.
Deficiencia de vitamina B12.
Ataque isquémico transitorio (AIT) o accidente cerebrovascular.
Ciertos medicamentos.
Acción tóxica sobre los nervios, como la del plomo, el alcohol o el tabaco.
Radioterapia.
Consumo de drogas psicotrópicas (LSD)
Estados de ansiedad
La parestesia también suele aparecer cuando esta dañada la Mielina (células de glía que forman vainas alrededor de los axones neuronales y permiten el aislamiento y el paso del impulso nervioso)

Síntomas

Generalmente, la persona no se da cuenta fácilmente de cuando sucede. La parte afectada se entumece y se queda rígida pero flexible, siendo muy dificil poner en funcionamiento normal partes que se mueven gracias a las articulaciones. Se presenta una sensación de aumento de densidad muscular, seguida de un hormigueo continuo, agudo y que se vuelve mordaz al apoyar la zona afectada sobre una superficie dura o blanda y que se extiende a todo un pie, mano, brazo o pierna del cuerpo. Cuando empieza a desaparecer, lo que se logra esforzándose en hacer funcionar la extremidad, las sensaciones de sobredensidad y hormigueo se reducen hasta desaparecer, seguidas de una sensación de frío que se extiende por los terminales nerviosos y que gradualmente se reajusta a la temperatura del resto del cuerpo.

Diagnostico

Entre los exámenes que pueden realizarse se encuentran:
Exámenes de sangre tales como conteo sanguíneo completo, electrolitos, pruebas de la función de la tiroides y niveles vitamínicos.
Estudios imagenológicos tales como Tomografía de la cabeza, Tomografía de la columna, resonancia magnética de la cabeza o resonancia magnética de la columna.
Electromiografía y estudios de conducción nerviosa para medir cómo responden los músculos a la estimulación nerviosa.
Radiografías del área afectada.
Punción lumbar para descartar trastornos del sistema nervioso central.
Ecografía de los vasos del cuello para determinar el riesgo de ataque isquémico transitorio (AIT) o accidente cerebro vascular.
Se puede realizar una ecografía vascular y un examen de estimulación con frío para verificar si se presenta el fenómeno de Raynaud.

Fuentes: http://www.lookfordiagnosis.com; Wikipedia; http://www.ferato.com; http://espanol.ninds.nih.gov

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por favor, aunque lo acepte preferiría que los comentarios no estén hechos por Usuarios Anónimos. Poned al menos un nombre y lugar de procedencia al cuerpo de su comentario. Sino no serán aceptados. Gracias