lunes, 7 de diciembre de 2009

Necesitamos médicos que además de saber curar sepan tratar a la persona enferma


Joaquín Fernández-Crehuet ha tomado posesión del cargo de presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Málaga, cuya labor es garantizar que los malagueños reciban el trato humano correcto en consulta

Málaga, 7 de diciembre 2009 (medicosypacientes.com)

“La razón de ser de un colegio profesional radica en su Comisión Deontológica”, así de rotundo se ha mostrado el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Málaga, y catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Málaga, Joaquín Fernández-Crehuet, después de jurar su cargo, en el que permanecerá los próximos cuatro años. Junto a él, han tomado posesión los 14 miembros de la Comisión cuya labor principal es velar por que los más de 6.500 colegiados en la provincia de Málaga sigan las directrices que marca la deontología médica.
La Comisión Deontológica es un órgano que trabaja de manera independiente y que estudia en profundidad los casos que recibe, en su mayoría relacionados con pacientes que plantean quejas por considerar que su médico no le ha dado el trato correcto. Se trata en definitiva de garantizar el lado humano del médico, casi tan necesario en la práctica médica como los conocimientos científicos. “Hay veces en los que un apretón de manos cura”, manifestó el jefe de los servicios jurídicos del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, el letrado Antonio de Torres, quien pronunció una conferencia magistral sobre la deontología médica, tema en el que es experto. De Torres alabó la labor realizada por la Comisión Deontológica del Commálaga, presidida por el Dr. Fernández-Crehuet desde hace 12 años.
En palabras de Fernández-Crehuet: “ser médico requiere un irrenunciable compromiso con la vocación de servir, con el objetivo de tratar de lograr la salud y el bienestar de nuestros pacientes y de la comunidad. Necesitamos médicos científicos que, además de saber curar, sepan tratar a la persona enferma; que sean conscientes del valor de la vida humana, que la amen y la respeten y estén dispuestos a dedicar todos sus esfuerzos al servicio de sus semejantes, como único y verdadero sentido de su vocación”.

Fuente: medicosypacientes.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, aunque lo acepte preferiría que los comentarios no estén hechos por Usuarios Anónimos. Poned al menos un nombre y lugar de procedencia al cuerpo de su comentario. Sino no serán aceptados. Gracias