viernes, 25 de febrero de 2011

Vencer la opiofobia en España

ORIGEN: http://fibrodiario.blogspot.com/2011/02/vencer-la-opiofobia-en-espana.html



Expertos en dolor reclaman vencer la opiofobia en España y aseguran que los opioides son los analgésicos más eficaces para tratar el dolor de intensidad moderada a severa. 

Durante el Simposio Actualización en el uso de opioides en el dolor agudo, crónico e irruptivo, que se celebra hoy y mañana en Barcelona, expertos en dolor de reconocido prestigio internacional reclaman la necesidad de vencer la opiofobia en España (temor al uso o tratamiento con opioides), en beneficio de proporcionar a los pacientes el tratamiento más eficaz contra el dolor y mejorar en lo posible su calidad de vida.
Los expertos destacan que los opioides (fármacos derivados del opio con una gran eficacia analgésica) son los únicos fármacos capaces de aliviar totalmente el dolor intenso en los enfermos, aunque deben ser utilizados bajo vigilancia médica precisa. Además, afirman que en pacientes con dolor, únicamente el 5% de los tratados con opioides llegan a ser adictos 

España cuenta sólo con un centenar de unidades especializadas en el tratamiento del dolor, la mayoría asociadas a los Servicios de Anestesiología, y únicamente entre un 2 y un 8% de los pacientes que sufren dolor crónico en España son atendidos en estas unidades
  
En España, se calcula que más de un 20% de la población adulta sufre algún tipo de dolor crónico. El dolor es, además, la principal causa (y la más prevalente) por la que los pacientes acuden al médico

El coste sanitario del dolor se estima, aproximadamente, en 1.000 millones de euros al año, uno de los mayores que se producen en el sistema sanitario. El adecuando tratamiento del dolor utilizando opioides junto con otros métodos analgésicos,  podría reducir este gasto y mejorar el sufrimiento y la calidad de vida de los pacientes con dolor 

Entre los aspectos novedosos destaca la introducción nuevos opioides y formulaciones farmacéuticas, que permiten prevenir algunos de sus efectos secundarios y una más fácil administración. Tiene especial interés la vía transdérmica, que permite una administración continua mediante la aplicación de parches; los comprimidos de absorción transmucosa, y también el spray nasal, que llegará a España durante el primer semestre de este año

Barcelona, Febrero de 2011- Durante el Simposio Actualización en el uso de opioides en el dolor agudo, crónico e irruptivo, que se ha celebrado en Barcelona, expertos en dolor de reconocido prestigio internacional han reclamado la necesidad de que España venza la opiofobia (temor al uso o tratamiento con opioides), en beneficio de proporcionar el mejor tratamiento al paciente contra el dolor y de mejorar en todo lo posible su calidad de vida.

Según han explicado los expertos, España se encuentra entre los países que utilizan menos opioides en comparación con otros países europeos, en los que su uso en el tratamiento del dolor, ya sea éste crónico, agudo o irruptivo, es mucho más habitual. En este sentido, durante la rueda de prensa celebrada hoy en el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona, los expertos han señalado que en comparación con otros países europeos como Reino Unido o los países escandinavos (especialmente Dinamarca) en los que el consumo de opioides mayores es alrededor del 13%, en España su uso está en torno al  2%. En el caso de opioides menores, mientras que en el Reino Unido el consumo alcanza el 50%, en España apenas alcanza el 12%.

La rueda de prensa contó con la participación de la Profesora Margarita Puig, Presidenta de la Societat Catalana del Dolor y Vicepresidenta de la Sección de Dolor de la Sociedad Española de  Anestesiología (SEDAR) y miembro del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital del Mar de Barcelona; el Prof. Fernando Gilsanz, Catedrático de Anestesiología y Presidente de la SEDAR; el Dr. Sebastiano Mercadante, Director de la Unidad de Dolor y Cuidados Paliativos de la Maddalena Cancer Center, en la Universidad de Palermo; la Prof. Elena Català, Directora de la Unidad de Dolor del Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital de Sant Pau de Barcelona, y el Prof. Anthony Dickenson, Profesor de Neurofarmacología de la University College de Londres y experto en dolor a nivel mundial.

Según los expertos, el poco uso de opioides en España no está justificado y se debe principalmente a una escasa formación en dolor por parte del personal facultativo, que ya comienza en las propias aulas universitarias. En este sentido, la Dra. Margarita Puig ha señalado que desde las propias universidades “no se da suficiente importancia al dolor y en las facultades de medicina de nuestro país no se enseña cómo tratarlo adecuadamente. Este hecho es especialmente contradictorio, ya que resulta insólito que un médico no se forme sobre el principal motivo que lleva a los pacientes a la consulta”.

Además, el escaso uso de los opioides como tratamiento para el dolor, según han explicado los expertos, también tiene su origen en la vinculación que históricamente han tenido estos fármacos con la muerte (se empleaban especialmente en enfermos terminales) o con la adicción. “Esto es lo que  los profesionales del dolor han denominado opiofobia”, ha manifestado la Dra. Puig, “y que resulta totalmente injustificado, ya que este tipo de analgésicos son los únicos capaces de aliviar los distintos tipos de dolor en su totalidad y, administrados de forma adecuada, garantizar una mayor calidad de vida al paciente”.

Sobre la adicción,  la Dra. Puig ha destacado que únicamente el 5% de los pacientes que se tratan con opioides llegan a desarrollar algún problema de adicción. “Esto se debe a que el paciente que necesita este tratamiento porque sufre dolor intenso, no experimenta un estado de euforia con su uso, como le sucedería a una persona sin dolor, sino que sólo experimenta alivio del dolor”, aclara la Dra. Puig.

Por su parte, la Dra. Elena Català, Secretaria de la Societat Catalana del Dolor y Directora de la Unidad del Dolor y del Servicio de Anestesiología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, ha manifestado que el médico que pertenece a una unidad de dolor “tiene el conocimiento suficiente como para que el paciente reciba un tratamiento totalmente adecuado a sus necesidades, aunque, aún así, siempre es necesario un control, ya que son fármacos muy eficaces pero que poseen efectos secundarios y que se administran en tratamientos habitualmente prolongados”. En el caso de otros facultativos, añade, “hay que recetar sin miedo, pero con conocimiento, y en todos los casos, siempre es importante establecer un protocolo, entre médico y paciente, de las pautas y guías a seguir en el uso de este tipo de fármacos”.

Unidades de dolor insuficientes y coste sanitario elevado

España cuenta sólo con unas 130 unidades especializadas en tratamiento del dolor, la mayoría dependientes de los Servicios de Anestesiología, y por tanto, sin una especialización propia, y todavía hay varias provincias que no cuentan ni siquiera con una unidad especializada. En cambio, se calcula que más de un 20% de la población (unos diez millones de personas) padece dolor en nuestro país y que el dolor es la primera causa de consulta médica. 

Se calcula que únicamente entre el 2 y el 8% de los pacientes que sufren dolor crónico en España son atendidos en una unidad especializada. Este hecho influye en que es quizá no acaben recibiendo el tratamiento más adecuado y por tanto no consigan alivio de su dolor.
  
Por otro lado, el coste sanitario del dolor se estima, aproximadamente, en 1.000 millones de euros al año, uno de los mayores que se producen en el sistema sanitario. El adecuando tratamiento del dolor utilizando opioides junto con otros métodos analgésicos podría reducir este gasto y mejorar el estado de sufrimiento y la calidad de vida de los pacientes con dolor.

Nuevos tratamientos opioides

Los nuevos opioides y combinaciones de opioides, abren nuevas perspectivas para el tratamiento del dolor, permitiendo con frecuencia la disminución de efectos secundarios. También la introducción de nuevas vías y modos de administración facilitan su uso por parte del paciente. 

Entre las nuevas formulaciones de opioies, destaca un spray nasal contra el dolor, que llegará a España durante el primer semestre de este año, los parches transdérmicos o los comprimidos que permiten la absorción transmucosa del opioide.

Sobre el simposio

Los días 18 y 19 de febrero la Societat Catalana del Dolor (SCD) y la Sociedad Española de Anestesología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR), en su Sección de Dolor Agudo Crónico, celebraon el Simposio Actualización en el uso de opioides en el dolor agudo, crónico e irruptivo, en el que más de 250 profesionales de la salud se reunirán en el Colegio de Médicos de Barcelona para atender al discurso de unos treinta expertos de gran reconocimiento y prestigio internacional en la disciplina del dolor.

Concretamente, durante el simposio, los expertos debatirán temas de gran actualidad e interés en los últimos años, como es el uso de los opioides en el tratamiento del dolor, no sólo en el dolor oncológico, cuyo uso ya está más extendido y aceptado, sino también en pacientes que sufren un dolor agudo o crónico de distintas etiologías.

También se tratarán otras cuestiones, como la introducción de nuevos opioides, las nuevas vías y modos de administración de este tipo de analgésicos, los resultados y la eficacia de su asociación con otros analgésicos, la situación de su uso en España en comparación con otros países, las barreras todavía existentes para poder recetar este tipo de fármacos o la prevención y el tratamiento de sus posibles efectos secundarios. 

Fuente: http://www.arboldenoticias.com/lunes, 21 de febrero de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, aunque lo acepte preferiría que los comentarios no estén hechos por Usuarios Anónimos. Poned al menos un nombre y lugar de procedencia al cuerpo de su comentario. Sino no serán aceptados. Gracias